febrero 10, 2017 Compartir

Siguen cerrado empresas en EU para venir a México, a pesar de Trump

Ciudad de México, 10 de febrero del 2017.- Pese a las amenazas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de penalizarlas con impuestos, varias empresas estadunidenses mantienen sus planes de expansión en México, apuntó el diario The Wall Street Journal (WSJ).

Destacó que por ejemplo, el fabricante de rodamientos industriales Rexnord, aún planea cerrar una de sus fábricas en el estado de Indiana que emplea a 350 personas para trasladar su producción a México.

La decisión sucede pese a que Trump criticara a Rexnord apenas en diciembre pasado, por “despedir de manera insensible” a sus trabajadores.

La empresa con sede en la ciudad de Milwaukee argumenta que trasladar la planta a México es parte de un plan para ahorrar 30 millones de dólares anuales.

Rexnord “es una de las muchas empresas que planean invertir en México a pesar de las promesas de Trump de presionar a las compañías de que mantengan sus líneas de ensamblaje en Estados Unidos”, resaltó el WSJ.

Otras empresas que continúan con sus planes de inversión en México son el fabricante de equipos pesados Caterpillar y la siderúrgica Nucor Corp, cuyos directivos pertenecen al consejo que asesora a Trump sobre política industrial.

Caterpillar sigue adelante con sus planes de reestructuración, que incluyen el traslado de puestos de trabajo de una fábrica del estado de Illinois a la ciudad de Monterrey, Nuevo León.

Una portavoz de Caterpillar dijo que la compañía ha estado reduciendo su fuerza de trabajo en todo el mundo para mantenerse viable “en la recesión más larga de nuestra historia de 92 años”.

Mientras tanto, Nucor, con sede en Carolina del Norte, sigue con sus planes en alianza con la japonesa JFE Steel para construir una nueva planta en México para fabricar acero para las empresas automotrices.

Por el momento, Trump no ha especificado qué aranceles o acuerdos comerciales podría promulgar en su esfuerzo por impulsar la manufactura en Estados Unidos, aunque se ha referido a “fuertes impuestos fronterizos” que podrían ser de hasta 35 por ciento.

Mientras tanto, la empresas de la industria de los alimentos Manitowoc Foodservice avanza con sus planes para cerrar su fábrica de dispensadores de refrescos en Indiana, donde laboran unos 80 empleados.

En agosto pasado, esta firma había anunciado planes para trasladar gran parte de la producción a instalaciones en México, apuntó el diario.

Más empresas se mantienen en México

Además, el fabricante de componentes electrónicos CTS Corp aún planea eliminar la producción en su planta de Indiana a mediados de 2018 y cambiar la producción a China, México y Taiwán, de acuerdo con un portavoz.

Por su parte, la automotriz Ford Motor seguiría fabricando su automóvil pequeño Focus en una planta en México, pese a su decisión de suspender la construcción de una nueva planta en el estado de San Luis Potosí.

Mientras que General Motors continúa el proceso de trasladar más producción a México, a pesar de las críticas de Trump, puntualizó el rotativo.

Comentarios

No hay comentarios aún! Se el primero en comentar esta nota!

Escribe un comentario

Qué opinas! Tu dirección de correo no será publicada *