Connect with us

Agro

Eventos como Festival Agroturístico impulsan desarrollo y empleos: Wilver Méndez

Cárdenas, Tabasco 1 de diciembre del 2017.– Eventos como el Segundo Festival Agroturístico Cárdenas 2017 “La mojarra, tesoro de la Chontalpa”, promueven el rescate de las actividades productivas, impulsan el desarrollo económico y la creación de empleos que redundan en bienestar de las familias, manifestó el titular de la Secretaría de Desarrollo Económico y Turísmo (SDET), Wilver Méndez Magaña, al inaugurar este evento.

Ante microempresarios y estudiantes, planteó que al retomar el fomento a estas actividades es importante aprovechar la ciencia y la tecnología, para a través de ellas lograr mejor productividad y hacer más eficaces sus procesos, y citó como ejemplo la empresa acuícola Santa Rita.

Para tal fin los emprendedores cuentan con el respaldo de los tres niveles de gobierno, manifestó Méndez Magaña en el inicio del festejo que concluirá este domingo y tiene como sede el Complejo Turístico El Sayab, ubicado en la carretera Cárdenas-Comalcalco.

Por su parte, la diputada local Norma Gamas Fuentes dijo que este evento tiene como objetivo fortalecer la cadena de valor del sector agroindustrial y turístico de La Chontalpa, rescatar usos y costumbres, e impulsar la gastronomía que tiene como base especies acuáticas como la mojarra, como nueva fortaleza económica de la región.

Así también, ante José Francisco Iracheta Martínez, representante del Gobierno del Estado, agradeció el apoyo del Gobierno del Estado, por medio de la SDET; de organismos como la Cámara Nacional de Comercio y de jóvenes emprendedores para concretar esta iniciativa, cuya finalidad es incrementar el potencial de la economía de las familias.

Continuar Leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Agro

Producción agrícola y pesquera creció más de 2.6 millones de toneladas en 2017

Cumbre Información

Ciudad de México, 22 de enero del 2018.-  La Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), estimó que en 2017 la producción agropecuaria y pesquera en México,  tuvo un crecimiento en 2.6 millones de toneladas de alimentos.

El Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) informó que en 2016 se logró producir 221 millones 354 mil 820 toneladas de alimentos, mientras que en 2017 la expectativa es de 224.7 millones de toneladas, es decir, 1.2 por ciento más que el año anterior.

El organismo de la SAGARPA resaltó que en la expectativa de producción se incluyen los 64 cultivos de seguimiento mensual que contribuyen con 94 por ciento del valor de la producción nacional.

De esta forma, en el sector agrícola se espera un incremento de dos millones de toneladas; en el sector pecuario, 506 mil toneladas y, en el ramo acuícola y pesquero, 138 mil toneladas.

Por lo que respecta a la balanza comercial agroalimentaria, el SIAP destacó que, de enero a octubre, se tuvo un superávit de cuatro mil 463 millones de dólares, considerado el mejor saldo positivo en más de 20 años.

La balanza de bienes agrícolas en los primeros diez meses del 2017, registraron un superávit de tres mil 296 millones de dólares, saldo que fue resultado de exportaciones 39.4 por ciento mayores que las importaciones.

Las exportaciones al mes de octubre de 2017, se incrementaron 9.7 por ciento respecto del mismo periodo de 2016, mientras que las importaciones 5.9 por ciento.

Asimismo, la balanza de bienes agroindustriales, entre enero y octubre de 2017, registraron un superávit de mil 575 millones de dólares, periodo en el que las exportaciones fueron 12.7 por ciento mayores a las importaciones; como resultado del incremento de las exportaciones en 18.2 por ciento respecto del mismo periodo de 2016.

En la balanza de bienes pesqueros al mes de octubre de 2017, se presentó un superávit de 119 millones de dólares debido a que lo exportado es 20.7 por ciento mayor respecto de lo importado, mientras que en el sector pecuario el défi­cit fue de 527 millones de dólares en el mismo lapso.

Continuar Leyendo

Agro

Trabaja Tabasco para abrir la producción de plátano a nuevos mercados mundiales

Cumbre Información

Villahermosa, Tabasco, 20 de diciembre del 2017.- Ante el prestigio que el banano de Tabasco ha ganado a nivel internacional, productores trabajan para abrir nuevos mercados y devolverle la denominación de “oro verde” con la que hace décadas se refería a la economía y producción de esta fruta, antes del boom petrolero.

En entrevista, el presidente del Comité Sistema Producto Plátano Nacional, Adrián Prats Leal, indicó que el sector es número uno en la entidad, principalmente por la fuerza laboral que contrata, que es de una persona por cada una de las 12 mil hectáreas que hay en el estado.

“No hay cultivo en todo el país como el del banano, le decimos así porque ya se tomaron acuerdos mundiales de decirle así y no plátano; es el único cultivo que en las 52 semanas del año hay trabajo y casi todo lo que es empaque para sacar las cajas para exportar, es mano de obra femenina”, expuso.

De acuerdo a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), el banano es el cultivo más importante en Tabasco y su primera economía en el campo.

Al año, Tabasco genera entre 350 mil y 400 mil toneladas, poco menos de un cuarto de la producción nacional que es de dos millones de toneladas, cuyo resto se distribuye entre Chiapas, Jalisco, Colima, Michoacán y parte de Veracruz.

“Con orgullo lo decimos, que hace seis años exportábamos el 10 por ciento de la producción, hoy exportamos el 45 o el 50 por ciento del producto”, dijo.

El banano, mencionó Prats Leal, ha tenido un fuerte auge en los últimos años y ha adquirido gran prestigio internacional, pues lo comienzan a pedir en varias partes del mundo.

Lo anterior, destacó, ha sido gracias al esfuerzo de años por parte de los productores en la región serrana del estado, básicamente en los municipios de Teapa, Tacotalpa y Jalapa, aunque hay producción en Centro, Cunduacán y Huimanguillo.

Por ello, hoy el fruto llega a Japón, Alemania, Corea, Países Bajos, Singapur, Rusia, Ucrania, Nueva Zelanda, Bélgica, Turquía, Suecia, España, Italia, Albania, Montenegro y Estados Unidos. Además, se han comenzado pláticas con China.

“Si no fuera por el esfuerzo de los productores no tendríamos esta consolidación en el mercado de exportación; no estamos haciéndonos ricos, sino balanceamos con ello el precio anualizado. Si no sacamos la fruta del país para exportar, estaríamos colapsados, apuntó Prats Leal.

Además, mencionó que la inseguridad es un tema que preocupa a los productores, pues se han registrado asaltos en las fincas para llevarse nóminas o se comete el delito en las sucursales bancarias “y es algo que hay que combatir”.

El también presidente del Consejo Nacional de Productores de Plátano, señaló que la superficie de cultivo ha crecido poco, pues hay territorio que requiere ser protegido contra inundaciones y porque no puede sembrarse una hectárea más si no se asegura que irá al mercado de exportación.

“Nos ha tocado que un refresco de cola de medio litro llegó a costar más que una caja de banano cuando se cae el precio y ni siquiera vale la pena cortar la fruta. Eso no nos ha sucedido en los últimos años, por eso no podemos sembrar irresponsablemente”, puntualizó.

Asimismo, destacó que tarde o temprano se acabará el petróleo y el gobierno no debe perder de vista fortalecer al campo porque ahí estará el mayor ingreso de divisas.

Mantener la calidad, primordial

A partir del kilómetro 35 de la carretera Villahermosa-Teapa aparecen en ambos lados de la vía las plantaciones con los racimos colgantes de banano embolsado y así durante 20 kilómetros hasta poco antes de entrar a la cabecera municipal de Teapa.

Decenas de fincas se encuentran en la zona, fundiéndose con las plantaciones de la parte norte de Chiapas y abarcan comunidades como Sarabia, Quintana, Hermenegildo Galeana, Morelos, Juan Aldama, Nuevo Nicapa, Blanquillo, Las Lilias, entre otras, de donde se surten de mano de obra.

Para Evaristo Puga Jácome, Ingeniero Agrónomo egresado de la Universidad de Chapingo, la calidad del fruto pasa por un control de plagas, enfermedades, deshoje, saneo, desflore, embolsado, cosecha y entrega en la empacadora.

Con 25 años de trabajar en fincas bananeras, el también encargado de la Finca Las Mirandas desde hace una semana, explicó que la producción es continua, pues desde el primer racimo hay una renovación de los hijos de cada planta.

En cuanto a las enfermedades que padece este cultivo, indicó que la sigatoka negra, es un mal agresivo sobre todo cuando hay exceso de calor y humedad, que debe estar en constante control tanto con químicos mediante fumigación aérea con avionetas y monitoreo semanal en campo.

 

Continuar Leyendo

REVISTA CUMBRE EDICION XXXV

Facebook

Lo recomendado