Connect with us

Petróleo y gas

Prevé CEFP se mantenga evolución económica complicada en estados petroleros como Tabasco

Ciudad de México 13 de julio del 2018.- El Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP), de la Cámara de Diputados, anticipó que la economía mexicana al cierre del presente año “tendrá una evolución positiva en todos los estados, excepto Tabasco y Campeche”.

En el estudio “Evolución de la Actividad Productiva Nacional y de las Entidades Federativas 2003-2018”, consideró que de 2003 y 2016 la economía nacional tuvo claroscuros en su desempeño productivo como consecuencia del impacto diferenciado de sus motores de crecimiento; entre los sectores, el más dinámico fue el terciario, es decir, “los servicios financieros y el comercio al por mayor son las actividades que ganan más terreno”, seguido del primario y secundario.

El estudio, anotó una dinámica económica diferente entre las regiones del país; por ejemplo, en el Golfo de México, la crisis petrolera se ha traducido en el declive de la producción de crudo y la caída de los precios internacionales ha afectado la economía de los estados dependientes o con fuerte presencia del hidrocarburo, como Campeche, Tabasco, Tamaulipas y Veracruz.

La entidad más afectada por la contracción de los niveles de producción de petróleo es Campeche, cuya economía poco diversificada depende principalmente del ese recurso; en 2003, la minería petrolera contribuía con el 90.08 por ciento al PIB estatal, y en 2016 se redujo a 80.32 por ciento, “un extraordinario impacto en su economía de 10 puntos porcentuales”.

A nivel nacional, Campeche es la entidad con mayor caída de su PIB. De 2003 a 2016 la tasa de variación promedio anual fue de menos 4.19 por ciento; la participación del estado en el PIB nacional pasó de 8.34 por ciento en 2003 a 3.53 por ciento en 2016, es decir, una reducción de 4.81 por ciento.

Según proyecciones de instituciones bancarias, en 2018 se espera que el PIB de Campeche se reduzca 6.6 por ciento.

El análisis del CEFP señaló que las economías de Tabasco, Tamaulipas y Veracruz también se han afectado por la debacle del petróleo; en 2017 reportaron reducciones en el Indicador Trimestral de la Actividad Económica Estatal (ITAEE).

Tabasco registró la mayor caída, al reportar una variación anual de menos 8.51 por ciento en términos reales, seguido de Veracruz y Tamaulipas con descensos de menos 1.30 y de menos 0.26 por ciento, respectivamente.

 

Sin embargo, precisó, la vocación productiva de la economía nacional sigue siendo la manufacturera, en particular la de exportación, dado que ha sido el sector con la mayor participación en la actividad productiva nacional entre 2003 y 2016; ello no obstante que se redujo al igual que la minería.

La actividad secundaria se ha afectado por el deterioro de la minería en particular la industria petrolera, y la menor dinámica de la industria. Asimismo, la actividad primaria ha reducido su participación en el Producto Interno Bruto (PIB), ya que durante 2003 aportó 3.55 por ciento, y en 2016, fue de sólo 3.30 por ciento.

Entre 2003 y 2016, los cuatro estados más dinámicos en su economía fueron Quintana Roo, Querétaro, Aguascalientes y Baja California Sur, y los tres con menor actividad, Morelos, Tlaxcala y Chiapas, indicó.

La única entidad que sufrió una reducción fue Campeche al caer 4.19 por ciento. Explicó que once entidades tuvieron variaciones por debajo de la registrada en el país, mientras que 21 avanzaron por encima.

En 2017, la evolución económica de corto plazo de las entidades federativas fue heterogénea, con una variación del crecimiento de 12.43 por ciento hasta una caída de 8.51 por ciento; además, 19 estados crecieron por arriba del incremento del PIB nacional ubicado en 1.87 por ciento, mientras que los restantes trece lo hicieron por debajo de ese porcentaje. Incluso diez, registraron reducción de su actividad productiva.

 

Continuar Leyendo
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Petróleo y gas

Hay suficiente terreno para instalar la Refinería en Paraíso: López Hernández

Cumbre/Agencias

Villahermosa, Tabasco, 26 de octubre del 2018.- El gobernador electo de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, señaló que existe suficiente superficie de terreno para construir la refinería en Dos Bocas, Paraíso, al contarse con más de 600 hectáreas y con respeto a las áreas de amortiguamiento y de reservas ecológicas.

Precisó que, incluso, se aprovechará infraestructura existente en el Puerto de Dos Bocas que le servirá a la refinería como un área de tanques de almacenamiento dentro de la terminal petrolera.

Expuso que ya se limpió un terreno de 321 hectáreas, así como hay otros propiedad tanto de la Administración Portuaria Integral (API) de Dos Bocas como de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Añadió que se trata de un proyecto integral y que cuando se planteó el Puerto de Dos Bocas, hace varias décadas sobre unas tres mil hectáreas, se hizo un ejercicio de ingeniería preciso que ahora se aprovechará en cuanto a infraestructura.

El mandatario electo, que asumirá el cargo el 31 de diciembre próximo, indicó que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) realizará un estudio de mecánica de suelos y se analizan materiales para compactación del terreno y construcción de la barda perimetral, al igual que un estudio de impacto ambiental.

Además, mencionó la probabilidad de que se construya el tramo ferroviario desde la Estación Chontalpa hasta Dos Bocas que podría ser necesario para la nueva refinería, cuyos derechos de vías ya están liberados. Resaltó que la refinería es una obra necesaria para el país y generará más de 10 mil empleos y una derrama superior a los 150 mil millones de pesos, además de llevar aparejada una serie de inversiones para darle viabilidad.

Continuar Leyendo

Energía

Invertirá Hokchi Energy 2 mil 500 millones de dólares en Tabasco

Villahermosa, Tabasco, 27 de septiembre del 2018.- En la presentación de la empresa Hokchi Energy, que invertirá en Tabasco más de 2 mil 500 millones de dólares en el desarrollo de instalaciones petroleras, así como en la exploración y explotación de hidrocarburos durante los siguientes 25 años, el Gobernador Arturo Núñez Jiménez llamó a ver en este nuevo auge petrolero una oportunidad para que el estado resurja.

Advirtió que los tabasqueños estamos obligados a aprender las lecciones del pasado, y dijo que si bien debemos aprovechar los recursos naturales que hay en el suelo, subsuelo y litoral del estado, no debemos dejar de perseverar en la diversificación de las actividades económicas, para que nunca más tengamos una dependencia excesiva de un solo producto.

El mandatario aseguró que Tabasco debe seguir apostando a su vocación, que son los yacimientos de hidrocarburos que hoy lo convierten en el primer productor de gas natural y en el segundo de petróleo crudo, pero al mismo tiempo, acentuó, tiene que aprovechar su experiencia acumulada en la agroindustria, el desarrollo forestal y el turismo, entre otras actividades.

Afirmó que las inversiones de Hokchi son el primer resultado concreto de la Reforma Energética, y llegan en un buen momento, justo cuando nuestra entidad se debate en la resaca de la debacle petrolera que empezó con la caída de los precios internacionales del crudo y continuó con la caída de la producción.

“Se están alineando las condiciones para que Tabasco resurja después de la terrible situación que derivó de la debacle petrolera”, asentó ante Marcos Bulgheroni,  presidente ejecutivo de Pan Americam Energy, consorcio de origen argentino, matriz de la compañía Hokchi, conformada en sociedad con empresarios y técnicos mexicanos.

En presencia de la clase empresarial de la entidad, el jefe del Ejecutivo subrayó en ese sentido la importancia de que el próximo Presidente de México sea de origen tabasqueño, toda vez que tiene buenos proyectos no sólo para nuestra entidad, sino para todo el conjunto de estados del Sur-Sureste, el bloque regional que, explicó, en términos relativos se ha rezagado en el desarrollo nacional.

“La construcción de la refinería en Paraíso y el desarrollo en paralelo de un programa forestal, van en la línea del aprovechamiento de nuestros recursos energéticos, pero también de la diversificación económica”, señaló y confió en que aún con las decisiones que se tomen en torno a la Zona Económica Especial, en el contexto del cambio de gobierno, este proyecto se reafirmará y consolidará.

Por su parte, Marcos Bulgheroni precisó que el nuevo proyecto petrolero, que es resultado de la adjudicación del Bloque 2 en el marco de la segunda licitación de la Ronda Uno, efectuada en septiembre de 2015, está antecedido por una prueba de alcance extendido que permitió evaluar la zona a través de la perforación de cinco pozos y certificar reservas por 187 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

El empresario argentino explicó que a partir de las evaluaciones, Hokchin Energy delineó un plan de desarrollo que ya fue aprobado por la Comisión Nacional de Hidrocarburos e incluye la perforación de nueve pozos adicionales, la construcción de dos plataformas de producción, el tendido de ductos marinos y terrestres, y la instalación en Paraíso de una planta de procesos para condicionar el petróleo crudo y el gas producido.

En suma, el proyecto implica la inversión de 800 millones de dólares en la construcción de infraestructura en tierra y en mar, además de otros 1 mil 700 millones de dólares para operar a lo largo de 25 años. Se estima que generará alrededor de 1 mil empleos directos durante el proceso de edificación de instalaciones, y 200 permanentes a partir del segundo semestre de 2020, cuando inicie operaciones, concluyó.

Continuar Leyendo

Lo recomendado